ovodonacion

Una Fertilización In Vitro se puede realizar con los óvulos y el espermatozoide de la pareja o con óvulos, espermatozoides o embriones donados.

La pareja puede decidir usar a un donante si sus óvulos o espermatozoides tienen algún problema o si son portadores de alguna enfermedad genética que pueda ser transmitida al niño. Los donantes son anónimos. Los óvulos donados son una opción para aquellas mujeres con un útero que probablemente no puedan o son incapaces de concebir con los óvulos propios.
En algunos casos cuando la mujer y el hombre son infértiles, se han usado ambos, donante de óvulos y donante de espermatozoide. Los embriones donados también son usados en estos casos. Algunos programas de FIV le permiten a las parejas donar sus embriones no usados a parejas infértiles.

Ovodonación
La ovodonación es un tratamiento de fertilidad de alta complejidad  que está destinado a aquellas mujeres que no pueden ser madres debido a un inconveniente en sus óvulos, ya sea porque son pocos o por que son de baja calidad. Por esta razón deben recurrir a un banco de óvulos.
La unión del óvulo donado con el espermatozoide se realiza extrauterina y el embrión formado se colocará en el útero de la madre receptora para que se lleve adelante el embarazo.
Requisitos importantes en los padres receptores:
Ambos padres receptores deben tener todos los estudios clínicos y ginecológicos al día y además es fundamental el asesoramiento y guía psicológica debido a que habrá una genética nueva y desconocida que ingresará a la familia con todo lo que esto implica.
Requisitos para la madre que dona el óvulo:
– Ser mayor de edad
– Tener menos de 35 años
– Haber sido madre al menos 1 vez
– Estudios ginecológicos  normales
– Estudios infectológicos normales
– Se debe realizar un psicodiagnóstico y deben ser estudiados desde el punto de vista genético.
Aspectos Legales:
Con la llegada del nuevo código civil se le ha podido dar un marco y una regulación más homogénea a este tipo de técnicas. Por ello, el Ministerio de Salud de la Nación elaboró consentimientos iguales para todos los centros de fertilidad del país.
Hoy en día hablamos de que son padres aquellos que tienen la voluntad procreacional y no de aquellos que sólo aportan las gametas.
¿Cómo se realiza?
Una vez realizado el diagnóstico y habiendo llevado a cabo todos los estudios y controles pertinentes, la mujer receptora debe preparar su útero con medicación vía oral durante 15 días aproximadamente, en ese tiempo se van realizando controles ecográficos para monitorear y ver el endometrio, que es el lugar de la implantación. Una vez que ya está en condiciones, el marido trae una muestra espermática y se inseminan en el laboratorio de FIV con los óvulos que han sido preparados para esa paciente receptora según sus características físicas.
Los embriones formados se dejan evolucionar entre 3 a 5 días para clasificar su calidad y luego se lleva a cabo la transferencia al útero.
A los 12 días se realizará el test de embarazo para ver si se consiguió el objetivo.
La tasa de efectividad de este tratamiento varía entre el 35 al 60% dependiendo de cada pareja.

Ingresa tus datos en el formulario y nuestro equipo de especialistas se contactará con vos.