Una de las principales incógnitas de las parejas es cuánto deben esperar para realizar una consulta con el especialista en fertilidad. La respuesta está en el hecho de que una pareja, sin problemas reproductivos, tiene una posibilidad de aproximadamente un 25% de conseguir un embarazo por mes. Por lo general el estudio de la pareja se inicia cuando han pasado al menos entre 10 meses y 1 año sin conseguir un embarazo. Cabe destacar que no todos los casos son iguales y que no en todas las parejas es necesario aguardar este tiempo, tal es el caso de aquellas pacientes que tienen ya un trastorno conocido a nivel reproductivo.

Por lo general el diagnóstico del problema puede llevar 2 o 3 meses, y una vez transcurrido este tiempo el especialista debe encaminar la terapéutica en base a dicho diagnóstico para lograr el embarazo.
Dentro de nuestro equipo contamos con un ginecólogo especialista en medicina reproductiva para tratar a la mujer, un andrólogo encargado de la infertilidad masculina, un psicólogo para aquellos pacientes que necesitan un acompañamiento de este tipo y los obstetras de alto riesgo encargados del seguimiento de los embarazos del Instituto.

Monitoreo ecográfico

En cualquier centro de reproducción, el ecógrafo, es un instrumento indispensable tanto para el diagnóstico como así también para el tratamiento de la pareja infértil.

Desde el punto de vista del diagnóstico, la ecografía transvaginal es utilizada para hacer el seguimiento ovulatorio de una mujer o también si se realiza del primero al quinto día del ciclo, el especialista puede evaluar la reserva ovárica mediante el conteo de folículos antrales.

En cuanto a tratamiento se refiere, el monitoreo ecográfico es de gran utilidad, en baja complejidad la ecografía permitirá evaluar el número como así también el tamaño de los folículos estimulados. Este hecho es clave ya que es el principal instrumento que disminuye el riesgo de embarazo múltiple.

En fertilización in Vitro, la ecografía además de observar el tamaño y número de folículos, permite correlacionarlos con los valores de estradiol obtenidos de la paciente. Por último la ecografía transvaginal sirve de instrumento para llevar a cabo la captación ovular, hecho fundamental durante un procedimiento de alta complejidad.

Ingresa tus datos en el formulario y nuestro equipo de especialistas se contactará con vos.