La mayoría de las personas conoce a alguien que tiene cáncer de mama. ¿Pero qué tan frecuente es realmente la enfermedad? Estos son 9 datos clave sobre el cáncer de mama.

 

1. Cualquiera puede contraer cáncer de mama.

El cáncer de mama es más frecuente después de la menopausia, pero las mujeres más jóvenes también pueden desarrollarlo. A los hombres también se les puede diagnosticar la enfermedad, aunque esto es raro. Existen algunos factores que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de mama, como el sobrepeso (en mujeres mayores) y mayores cantidades de consumo de alcohol. Sin embargo, para la mayoría de las personas a las que se les ha diagnosticado cáncer de mama, los médicos no pueden identificar una causa específica.

 

2. Un examen de detección puede detectar el cáncer de mama precoz.

Detectar el cáncer de mama en una etapa inicial con pruebas como mamografías es importante. Las mujeres deben hablar con sus médicos sobre cuándo deben realizarse exámenes de detección del cáncer de mama y con qué frecuencia.

 

3. Los antecedentes familiares son un factor de riesgo importante para el cáncer de mama.

Si bien la mayoría de las personas a las que se les ha diagnosticado cáncer de mama no tienen antecedentes familiares de la enfermedad, algunas sí los tienen. Aproximadamente 1 de cada 10 o 20 mujeres con cáncer de mama tiene un cambio en un gen que aumenta su riesgo. Si usted tiene varios familiares con cáncer de mama, especialmente cáncer de mama antes de los 50 años, o familiares con cáncer de ovario, páncreas o de próstata, consulte a su médico acerca de las pruebas de detección de causas genéticas del cáncer.

 

4. Hay diferentes tipos de cáncer de mama.

  • Positivo para receptores hormonales: Aproximadamente dos tercios de los cánceres de mama son alimentados por la hormona estrógeno. Esto significa que el estrógeno en el cuerpo ayuda al crecimiento del tumor. El tratamiento para el cáncer de mama positivo para receptores hormonales generalmente incluye fármacos que bloquean los efectos de las hormonas, aunque también puede incluir quimioterapia.
  • HER2 positivo: Aproximadamente 1 de cada 5 cánceres de mama tienen copias adicionales de un tipo de proteína llamada HER2 que ayuda a las células tumorales a crecer. Los anticuerpos que bloquean esta proteína ayudan a tratar el cáncer. Aunque el cáncer de mama con HER2 positivo tiende a ser más agresivo, muchos anticuerpos nuevos y otros medicamentos son tratamientos muy efectivos.
  • Triple negativo: Esto significa que ninguna de las proteínas frecuentes se encuentra en este tipo de cáncer de mama. No es alimentado por hormonas y es HER2 negativo. Por lo general, el cáncer de mama triple negativo se trata con quimioterapia, pero se están desarrollando muchos fármacos nuevos para el tratamiento.

 

5. Las personas que tienen cáncer de mama a menudo son tratadas por un equipo de atención del cáncer.

A menudo se incluye en el equipo de atención del cáncer a muchas personas diferentes con diferentes especialidades. Esto se denomina equipo multidisciplinario. Un equipo de atención del cáncer de mama puede incluir:

  • Cirujanos. Generalmente, un cirujano extirpa el tumor de la mama y los ganglios linfáticos circundantes.
  • Radio oncólogo. Un radio oncólogo trata el cáncer con radioterapia, que a menudo se administra después de la cirugía para disminuir el riesgo de que el cáncer regrese a la zona de la mama y del pecho.
  • Oncólogos. Los oncólogos tratan el cáncer de mama con fármacos como la quimioterapia, la terapia antihormonal y otras terapias dirigidas para disminuir la posibilidad de que el cáncer regrese o para tratar el cáncer que se ha diseminado por todo el cuerpo.
  • Enfermero de oncología. Los enfermeros de oncología desempeñan muchas funciones en la atención del cáncer. Un enfermero de oncología puede realizar exámenes físicos, administrar quimioterapia y otros medicamentos, coordinar la atención con los otros miembros del equipo de atención del cáncer, brindar educación y asesoramiento a pacientes y familiares, y más.
  • Trabajadores sociales. Los trabajadores sociales (página en inglés) clínicos ayudan a los pacientes, familiares y otros cuidadores a afrontar las tareas y los desafíos diarios antes, durante y después del tratamiento del cáncer de mama.
  • Consejeros genéticos. Los consejeros genéticos analizan si las pruebas genéticas son apropiadas o no según los antecedentes personales y familiares de cáncer de mama y otros tipos de cáncer de una persona.
  • Asesores financieros. Los asesores financieros ayudan con cuestiones relacionadas con seguros y ayuda financiera.

 

6. Las opciones de tratamiento dependen del tipo de cáncer de mama y del estadio.

El tipo de cáncer de mama y el estadio de la enfermedad son las piezas clave de información que los médicos utilizan para decidir el mejor enfoque de tratamiento. El tipo de cáncer de mama proporciona pistas importantes sobre a qué medicamentos es probable que responda el cáncer. El estadio del cáncer está determinado por el tamaño del tumor y si están involucrados los ganglios linfáticos cercanos u otros sitios del cuerpo. Algunas personas se operan primero. Otras reciben terapia con fármacos primero para tratar de reducir el cáncer y luego se someten a una cirugía. Las personas deben hablar con su médico sobre el enfoque de tratamiento que sea mejor para ellas.

El tratamiento a través de un ensayo clínico también suele ser una opción en todos los estadios del cáncer de mama y durante todo el curso del tratamiento. Los ensayos clínicos son la manera en la que aprendimos sobre muchos de los muy efectivos tratamientos que se usan regularmente en la actualidad. Los médicos pueden proporcionar información sobre oportunidades para participar en un estudio.

 

7. Diferentes personas experimentan el tratamiento del cáncer de mama de manera diferente.

Algunas veces se recomienda la quimioterapia para reducir las probabilidades de que el cáncer de mama regrese. La mayoría de las personas que reciben quimioterapia tienen menos efectos secundarios de los que esperan, pero es difícil predecir cómo un tratamiento afectará a una persona. Los médicos trabajan para prevenir los síntomas, pero a menudo las personas todavía tienen algunos efectos secundarios. Por lo tanto, es muy importante entender cómo tomar medicamentos de apoyo (para las náuseas, diarrea, dolores u otros síntomas) que se puedan usar en el hogar entre las consultas clínicas.

Es fundamental que las personas sepan a quién llamar si tienen efectos secundarios del tratamiento o si tienen nuevos síntomas que las afecten. La mayoría de los centros oncológicos tienen proveedores de atención médica disponibles durante todo el día.

8. La atención para el cáncer de mama no termina después de que finaliza el tratamiento inicial.

La mayoría de las personas que tienen cáncer de mama continuarán reuniéndose con su equipo de atención médica con regularidad. El equipo de atención médica hará controles para asegurarse de que el cáncer no haya regresado, manejar cualquier efecto secundario y monitorizar la salud general. Esto se denomina atención de seguimiento. Para las mujeres a las que no se les extirparon ambas mamas, generalmente se recomienda que continúen haciéndose mamografías con regularidad para detectar nuevos cánceres de mama. Las mujeres que tienen cáncer positivo para receptores hormonales suelen tomar píldoras antihormonales durante años después de su diagnóstico.

También es importante que las personas continúen con el seguimiento con su médico de atención primaria para el control de otras enfermedades, como la diabetes y la cardiopatía, y la detección de otros cánceres, como los cánceres de colon y cervical. Las personas a las que se les haya diagnosticado cáncer de mama deben asegurarse de informar a su médico sobre sus antecedentes de la enfermedad y los tratamientos que recibieron. Tener un plan de atención de sobrevivencia puede ayudar a mantener toda esta información en un solo lugar.

 

9. Existen muchos recursos para las personas que tienen cáncer de mama.

Las personas que tienen cáncer de mama no tienen que enfrentarlo solas. Además de la asistencia brindada por los trabajadores sociales clínicos, existen muchos grupos de apoyo y defensa para las personas y familias afectadas por el cáncer de mama. A pesar de que todo el mundo debe tener cuidado en la búsqueda de recursos en Internet, existen sitios web confiables como Cancer.Net y Cancer.Gov perteneciente al National Cancer Institute que contienen una gran cantidad de información útil sobre el cáncer de mama. Los médicos también pueden proporcionar recomendaciones de recursos y apoyo.

 

 

 

 

 

Fuente: cancer.net

Write a comment:

*

Your email address will not be published.